Ciberseguridad: Aceptar no siempre conviene

En la actualidad, vivimos en un mundo interconectado: la cifra a comienzos de 2020 es de 4.54 mil millones de usuarios activos de Internet. Esto significa que seis de cada diez personas tienen acceso a la red. 2,449 millones son usuarios de Facebook; 1,600 millones, de Whatsapp; y 1,000 millones, de Instagram. Tras ver estos números, no cabe duda que vivimos en la Era de la Información, pero, ¿sabes qué hacen estos sitios con tu información personal?

A continuación le dejamos el podcast. Debajo, el artículo complementario de este interesante e importante tema. Al final, la transmisión en vivo:

Este artículo fue escrito por: Julio Neto, estudiante de Comunicación Social. Síganlo en @restless_guy

En colaboración con sus compañeros de carrera: Ninoshka Hurtado, Christopher McDonald, Karla Ortiz y Ricardo Rodríguez.

Sitios como Google, Facebook (quien adquirió Instagram y Whatsapp), Microsoft, Amazon y Twitter recopilan datos de sus usuarios, como direcciones de correo, nombres de usuario o incluso tu ubicación, a empresas publicitarias que posteriormente crearan anuncios preparados especialmente para ti. No es un mercado nuevo, pero es uno que tal vez no es tan conocido como debería.

Mientras que no es nada nuevo o, hasta cierto punto, nocivo el uso de datos como la ubicación para la generación de publicidad dirigida específicamente a usted; el verdadero problema comienza cuando sitios como Facebook se encuentran frente a graves acusaciones de usar, entre 2011 y 2015 datos personales (información sobre amistades, relaciones y fotos) de sus usuarios como moneda de cambio para negociar y manipular a competidores.

“Realmente no le veo mucho sentido a que ellos tengan esa información tan privada” nos comentó Giovannis Payares, madre de familia panameña, cuando le contamos sobre la clase de información que maneja Facebook. “Eso sería una violación hacia las personas, ya que muchas personas no tienen conocimiento de ello”, argumentó.

Por esas acusaciones y por la venta de metadata en 2014 a una empresa británica, Cambridge Analytica, la cual después la proporciono al equipo de Donald Trump, quien la utilizó para segmentar a los votantes potenciales durante su campaña electoral, Mark Zuckerberg, creador de Facebook, se tuvo que presentar en abril de 2018 ante el Congreso de los Estados Unidos.

Términos y Condiciones

Una de las principales defensas que usan los sitios web y las aplicaciones móviles cuando se les critica por almacenar todos estos datos personales de sus usuarios es que, a la hora de crear una cuenta o descargar la app, se le presentan unos términos y condiciones donde se plantea el manejo de esta metadata. 

“Para serle sincera, no los leo, porque son demasiadas letras pequeñas” confesó Luisa Camargo, Lic. en Administración Marítima y Portuaria, sobre los contratos de privacidad. Después le leímos el siguiente ejemplo y le preguntamos si lo aceptaría sabiendo lo que le permite al sitio:

“Nos concedes permiso para usar tu nombre, foto del perfil, contenido e información en relación con contenido comercial, publicitario o relacionado (como una marca que has indicado que te gusta) procedente de Facebook o que hayamos optimizado. Esto significa, por ejemplo, que permites que una empresa u otra entidad nos paguen por mostrar tu nombre o foto del perfil con tu contenido o información sin que recibas ninguna compensación por ello.”

“Escuchándolo ahora, no lo aceptaría” confirmó la señora Camargo.

Brechas de Seguridad

Si bien vimos lo que puede ocurrir cuando una empresa usa la metadata que ha recopilado para su beneficio, la verdadera historia de terror comienza cuando un sitio web que almacena datos de sus usuarios es resulta víctima de una brecha de seguridad de un hack. El tipo de información que puede ser comprometida varia desde cuentas de correo o de Facebook hasta, en el peor de los casos, datos bancarios y de seguridad social.

En julio de 2019 la entidad bancaria norteamericana Capital One, la quinta institución financiera más grande de Estados Unidos, ha sufrido una brecha de datos que ha expuesto la información personal de más de 100 millones de usuarios en Estados Unidos y otros 6 millones en Canadá.

Los datos afectados incluyen 140.000 números de la seguridad social de ciudadanos estadounidenses y 80.000 números de cuenta, además de 1 millón de números de la seguridad social canadienses. Además de esto, nombres, direcciones, datos de créditos o historia financiera de una cantidad no especificada de usuarios.

“Al escuchar esta noticia y saber que he sido vulnerable de esto realmente que siento que me están hurtando o me están robando lo que me pertenece, en este caso mi información o mis cuentas de banco” comenta el Dr. Anselmo McDonald sobre como se sentiría si hubiera estado en una situación como la de Capital One. “Lo que haría de inmediato es tratar de ponerme en contacto con (…) las personas de los bancos que manejan esas cuentas que haya podido proporcionar”, sugiere.

Como lo comenta el Dr. McDonald, lo más recomendable si se llega a encontrar en una situación como esta es contactar lo antes posible a su banco o proveedor de crédito e informar sobre la brecha de seguridad. La Comisión Federal de Comercio, o FTC por sus siglas en ingles, establece “Si le roban el número de su tarjeta de crédito, pero no la tarjeta propiamente dicha, usted no es responsable por el uso no autorizado de la tarjeta”.

Cabe destacar que el peligro también lo corren los usuarios comunes y corriente, quienes pueden ser objetivos de hackers con el propósito de ingresar a sus redes sociales para utilizar su información y extorsionarlos posteriormente.

Medidas de Seguridad

Existen muchas medidas que se pueden tomar a la hora de cuidar tu información personal y tus datos privados, bien sea de sitios y aplicaciones o de ciber-delincuentes; el detalle es que muchas veces los usuarios no las conocen o no las aplican.

“Las medidas que creo (que) las personas podrían tomar serían tener cuidado con las cosas que publican y las contraseñas que utilizan ya que la mayoría de personas ponen contraseñas que cualquiera podría averiguar” recomienda Mariana Puga, estudiante de medicina. “También deberíamos tener mas conciencia sobre el valor que tiene nuestra información (…) y tener un poco más de cuidado con las aplicaciones que utilizamos y los sitios web que visitamos porque esos sitios nos piden autorización para usar nuestra información y nosotros se las damos sin pensar en que podría pasar”.

Muy acertadas las recomendaciones de la joven Mariana. Adicionalmente, la FTC recomienda no compartir las contraseñas con nadie y hacerlas más complicada (Por ejemplo, “Yo quiero ver el Océano Pacífico” podría convertirse en YQV3Re10P). También recomienda no compartir mucha información en redes sociales diciendo: “Si usted sube demasiada información personal, un ladrón de identidad puede encontrar datos sobre su vida y puede usarlos para responder las preguntas “clave” de verificación para tratar de acceder a sus cuentas, y también a su dinero y demás información personal”.

Otras medidas que se pueden tomar son: leer los términos y condiciones; evitar conectarse en redes de Wi-Fi públicas; cerrar todas las sesiones y limpiar el navegador una vez termines de usarlo; e instalar y mantener actualizado un antivirus.

Si quieren las recomendaciones oficiales de la FTC, pueden verlas aquí.

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Eliana Pantoja .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios k2webhost.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.